El sol entra cada año en el signo de Leo – su casa – el día 23 de Julio, y estará allí hasta el próximo 22 de Agosto. Al ser Leo el primer signo de fuego, la vibración de  este elemento se siente con intensidad y se manifiesta en todas las áreas de nuestras vidas.

El ámbito en el que más se siente esa energía vibrante del fuego, es en el amor. Así que suele ser muy natural que nos enamoremos o que la chispa de la relación que ya tenemos se reavive.

En esta temporada todos los esfuerzos que hagas para escalar en tu trabajo o potenciar tu emprendimiento se multiplicarán. Recordemos que no sólo el Sol, sino el planeta Marte entran a este signo y por ello esa energía de competencia, liderazgo y vitalidad se potencia mucho más.

Respecto a tu proceso personal, es un buen momento para trabajar tu autoestima y en potenciar aquellos talentos que te hacen vibrar. Eso sí, ten mucho cuidado en no irte al extremo porque puedes caer en tendencias de egocentrismo.