El cuarzo citrino es una piedra semipreciosa que destaca por su cálido color amarilloso. Este  cristal energético ha sido utilizado tradicionalmente en joyería, pero también se ha usado desde la antigüedad para asuntos esotéricos.

En la edad media, los reyes utilizaban a el citrino como talismán para protegerse contra la peste, problemas de la piel y pensamientos malos.  Pero a través de los siglos, este cuarzo también se utilizado para alcanzar la felicidad y fortalecer la amistad.

Actualmente en gemoterapia y reiki, el citrino se utiliza para combatir la depresión, pues esta piedra armoniza las energías del chakra corazón y el plexo solar.

Así mismo, el citrino también se utiliza  para  potenciar la meditación, pues sus vibraciones ayudan a alcanzar una concentración ejemplar. Puede ser utilizado como accesorio o simplemente como amuleto, pero es importante recordar hacerle una limpieza energética de manera constante.