La ruda es una hierba de aroma amargo, muy utilizada para fines esotéricos desde tiempos antiguos.

La función principal de esta hierba es absorber las malas energías de una persona o de un espacio, por eso si se marchita de manera rápida no hay porque preocuparse pues esto significará simplemente que la ruda a cumplido su función.

Así mismo, la ruda protege a la persona que la utilice y al limpiar su energía, abre caminos energéticos para que lleguen cosas positivas.