«La llama violeta» es una técnica de meditación traída al mundo terrenal por el Conde Saint Germain, de quien se cree es ahora un maestro ascendido. Básicamente promete que al utilizar esta técnica, toda energía kharmatica o de baja vibración transmutará en algo positivo. Recordando el principio que dice «la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma», la llama violeta te ayudará a transmutar tu vida y tus emociones hacia el plano superior.

Lo que debes hacer es imaginar todas aquellas situaciones que quieres cambiar envueltas en llamaradas color violeta brillante. Para esto, es oportuno que prepares el espacio con algún tipo de incienso y que practiques algunas técnicas de respiración previamente. En espacios como Youtube podrás encontrar meditaciones guiadas con la técnica de la llama violeta.

Repetir la siguiente oración puede ayudarte:

«Yo soy la llama violeta transmutadora,

yo soy la presencia divina aquí y ahora,

yo soy la llama violeta en acción aquí y ahora,

yo soy la riqueza y el amor de Dios aquí y ahora,

Yo soy la llama violeta, yo soy el yo soy»